Inteligencia artificial + asistente de voz + altavoz = estrategia para conquistar nuestros hogares

Google-HomeFacebook F8 en abril, Google I/O en mayo y Apple WWDC en junio; en estos últimos meses he seguido la cobertura mediática en torno a las conferencias de desarrolladores de estas tres grandes empresas de Silicon Valley. Cada gigante tecnológico usa estos grandes eventos para mostrar sus últimas novedades en hardware y software. Más que intentar enumerar todas las primicas anunciadas, quiero resaltar una tendencia que se vislumbra de fondo. Tengo la impresión que el mercado de los smartphones ya ha alcanzado su plena madurez y que la siguiente frontera es la inteligencia artificial.

Una manifestación concreta de la inteligencia artificial se puede apreciar en la proliferación de los asistentes de voz: Apple tiene a Siri, Microsoft tiene a Cortana y Google tiene … simplemente Google. Estos asistentes de voz no son nada nuevos, ya los llevamos usando durante algunos años en nuestros móviles. Sin embargo, ahora pretenden conquistar nuestros hogares y sin que haya pantallas de por medio. La idea de fondo es que nuestra relación con las máquinas se vuelva más humana.

Uno de los primeros productos que presentó la empresa de Mountain View es Google Home. Tiene la aparencia de un altavoz que lleva integrado un asistente de voz. Algunas de las funciones que puede desempeñar son: reproducir música, insertar una cita en nuestro calendario de Google, consultar el tiempo o plantearle preguntas. Para verlo en acción recomiendo ver el video oficial.

Al ver la presentación, pensé que este proyecto es la respuesta directa de Google para seguir la estela de Amazon Echo. El altavoz-asistente de Amazon está teniendo una buena acogida comercial en el mercado de EEUU. No me cabe la menor duda que pronto Apple presentará su propia versión para Siri. En un futuro próximo, por un módico precio, todos podremos tener un asistente en casa. Eso sí, más allá del importe monetario, existe otro gran precio a pagar: una todavía mayor renuncia a nuestra privacidad. Los usuarios tendremos que decidir si queremos más tecnología invisible en nuestras vidas. A cambio tendremos que aceptar que un aparato siempre nos este escuchando en nuestro propio hogar.

MÁS EN:

Google doubles down on AI

Google Home: a speaker to finally take on the Amazon Echo



Categories: Tendencias fuerza

Tags: , , , , ,