La salud de Amazon

1492 es el nombre elegido por Amazon –quizá en recuerdo del año en que Cristóbal Colón llegó a las costas americanas– para bautizar el laboratorio secreto que ha creado y donde está explorando las aplicaciones de la tecnología en la salud, como historiales clínicos a través de Alexa, telemedicina o usos médicos para Echo y Dash Wand. Un reportaje de CNBC desveló la existencia del misterioso 1492, que Amazon no ha confirmado.

También con discreción lleva un tiempo vendiendo online 60 productos farmacéuticos sin receta –desde ibuprofeno a tratamientos para la caída del cabello– con su marca propia Basic Care. Artículos que ofrece casi a mitad de precio que las empresas establecidas en este segmento, como Walmart, CVS Health, Walgreens and Rite Aid. Según un portavoz de la empresa de Jeff Bezos, Amazon “works hard to offer low prices across its entire selection”.

Desde enero de 2018, los consumidores con hijos pequeños pueden adquirir pañales en Amazon, un producto de marca blanca (Mama Bear) que se ha convertido en uno de los best-sellers del ecommerce. En Amazon Elements es posible hacerse con vitaminas y otros suplementos dietéticos, además de algunos artículos infantiles.

Menos secreto –aunque también con sus incógnitas– ha sido el acuerdo que la empresa de Seattle firmó a principios de este año con Berkshire Hathaway (el brazo inversor de Warren Buffett) y JP Morgan para realizar una inversión conjunta en un proyecto sanitario independiente y sin fines de lucro, centrado en atender las necesidades médicas de los empleados de las tres firmas en Estados Unidos.

Muchos especulan con la posibilidad de que el proyecto se abra a otras compañías y que en un futuro pudiera convertirse en un competidor más en el mercado. Amazon es conocida por desarrollar servicios para cubrir sus necesidades que posteriormente amplía a terceros para convertir en negocio.

El interés de Amazon por el mundo de la salud viene de lejos. En 2014 lanzó una nueva tienda para vender suministros profesionales para laboratorios o industrias, desde suturas a implantes de cadera. Ha puesto en marcha un piloto para vender a un gran hospital del medio Oeste.

La compañía ha pasado de ser un ecommerce global a convertirse en un gigante con actividad empresarial en sectores tan dispares como los medios de comunicación y entretenimiento, la fabricación de electrónica de consumo o la prestación de servicios de almacenamiento en la nube, un área en la que es líder. Amazon ha transformado las experiencia de compra online y, tal y como describe el periodista de The New York Times David Streitfeld, “wants to be so deeply embedded in a customer’s life that buying happens as naturally as breathing, and nearly as often”.

Ya hemos ido viendo el impacto de Amazon Prime, Amazon Fresh, Amazon Flex, Amazon Go o Amazon Web Services. ¿Está Amazon abonando el camino para la disrupción de la salud?

Más en:

https://techcrunch.com/2017/03/03/amazons-private-label-elements-expands-for-first-time-in-years-with-invite-only-vitamins-and-supplements/

https://spectator.org/what-is-amazons-1492-project/

http://www.chicagotribune.com/business/ct-biz-amazon-pharmacy-business-model-20171107-story.html



Categories: Noticias impacto

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.